top of page

Con al menos 70 videos siguieron a los presuntos homicidas de 'Luchito' León



Ángel Zambrano Jaimes y Gerson David Hernández fueron detenidos en Ocaña.


El seguimiento que hicieron las unidades de la Sijín de la Policía de Norte de Santander, junto con el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía, luego de conocer el asesinato de Luis Eduardo León Velásquez, el reconocido acordeonero del cantautor vallenato Wilfran Castillo, en Ocaña, permitió que rápidamente las autoridades capturaran a los responsables del crimen.


Desde el momento en que las autoridades fueron alertadas del macabro hecho, que se dio en medio del robo del celular de la víctima, los investigadores activaron la búsqueda de los sospechosos que se movilizaban en una motocicleta, a través de los videos de cámaras de seguridad instaladas alrededor del lugar.



Al menos 70 videos fueron analizados por el equipo judicial que se encargó de las pesquisas del crimen.


El apoyo técnico y la información que les entregaron varias fuentes humanas, les permitió a los investigadores identificar y judicializar a Ángel Alberto Zambrano Jaimes y a Gerson David Hernández Alaña, conocido como ‘Calabaza’, como los responsables del homicidio del artista oriundo de La Playa de Belén.


Las autoridades recopilaron el material probatorio y de inmediato arribaron a los barrios La Feria y Provenza, de Ocaña, donde pudieron capturar a los presuntos responsables, el viernes 9 de septiembre, dos días después del homicidio.


Entre las pesquisas, los investigadores pudieron establecer que Ángel Zambrano sería el autor material del hecho, pues fue el que le robó el celular al acordeonero y le disparó dos veces en el pecho, al parecer, en medio de un forcejeo.


Asimismo, se pudo conocer que los dos hombres son reconocidos atracadores en esta zona del departamento.


“Uno de ellos había llegado de otro municipio y en medio de las ganas de robar mató al acordeonero”, dijo una fuente judicial cercana a las pesquisas.


Al cierre de esta edición, se conoció que luego de que los dos detenidos fueron presentados en audiencia de legalización de captura, imputación de cargos y medida de aseguramiento, un juez determinó enviarlos a la cárcel, mientras continúa el proceso judicial.



A las 9:00 de la noche del miércoles 7 de septiembre, llegó la tragedia hasta la casa de la familia León, ubicada en la urbanización Marina, muy cerca del parque principal de Ocaña.


Según se conoció, ‘Luchito’ León, de 34 años, llegó en su carro hasta la vivienda, se parqueó y cuando apenas había alcanzado a bajar un pie del vehículo, se le acercó Ángel Zambrano, le robó el celular y le disparó en dos oportunidades en el pecho, dejándolo gravemente herido.


Según se conoció, el artista se había bajado inicialmente y de repente se regresó al vehículo, y en ese momento ocurrió el hecho.


El pistolero se bajó de una motocicleta y luego de cometer el crimen, huyó con su cómplice.


El hecho quedó registrado en varias cámaras de seguridad instaladas en el sector.


Los familiares de ‘Luchito’ León lo trasladaron de inmediato al Hospital Regional Emiro Quintero Cañizares, donde llegó sin signos vitales.


Los dolientes recordaron a su ser querido como un hombre soñador, familiar y que siempre estuvo pendiente de su mamá.


Luis Eduardo León nació en La Playa de Belén y siempre tuvo gusto y admiración por el vallenato, por lo que inicialmente aprendió a tocar la caja y la guacharaca.


Sin embargo, su pasión fue tocar acordeón, por lo que cuando cumplió 15 años, le pidió a sus papás que le compraran uno y de inmediato empezó a aprender las melodías del instrumento que lo llevó a ser reconocido en este género musical.


Cuando ‘Luchito’ se graduó del colegio, se fue a estudiar a la escuela del ‘Turco Gil’, en Valledupar, para profundizar sus conocimientos en acordeón, por lo que así inició la carrera musical. Precisamente, este reconocido maestro, le rindió un homenaje a la víctima en su funeral.


Inicialmente estuvo en una agrupación con Diego y Nico Pineda, buscando la oportunidad de incursionar en el vallenato.


Así fue que pudo conocer a Wilfran Castillo, quien de inmediato lo apadrinó y lo integró a su grupo musical.


Sin embargo, Luis Eduardo alternó sus compromisos musicales con las clases de Comunicación Social en la Universidad Francisco de Paula Santander, en Ocaña, donde logró su título profesional.


“Wilfran quería que él se encargara de la parte multimedia de la agrupación, aprovechando los conocimientos como comunicador”, explicó la hermana de la víctima.


Precisamente, por los compromisos con la agrupación, ‘Luchito’ se había radicado hace seis meses en Valledupar. Al día siguiente del asesinato, retornaría a esta tierra vallenata, después de pasar algunos días de descanso en Ocaña.

Comentários


bottom of page