top of page

Así se comportan las extorsiones en Cúcuta este año

Van 112 denuncias desde inicio de enero hasta final del mes de septiembre.



En los primeros nueve meses del año, entre el 1 de enero al 30 de septiembre del 2022, en Cúcuta se registraron 112 denuncias de extorsión.


De acuerdo al comportamiento estadístico, para el finalizar el año, se podría cerrar con una cifra muy cercaba a la que hubo en el 2021, cuando se conocieron 152 casos. Esto según registros del Sistema de Información Estadístico, Delincuencial, Contravencional y Operativo de la Policía Nacional (Siedco), al que tuvo alcance el centro de pensamiento Futuros Urbanos.


El centro de investigación tomó como muestra las diez principales ciudades del país para estudiar el comportamiento que ha tendido el delito de extorsión durante los últimos cinco años (2018-2022).


Allí aparece Cúcuta, como un registro invariable a gran escala, donde se ha estabilizado la tasa de extorsión que en este 2022 se ubica en un 14.1, lo que indica que se estarían cometiendo 14 casos por cada 100 mil habitantes.


Para el año 2018, la tasa fue de 19.5, hubo un repunte para el 2019 cuando la tasa fue de 24.2, pero en el siguiente tendió a la baja y se ubicó en un 17.1. Los investigadores concluyeron que las extorsiones aumentaron en la mayoría de estas ciudades debido a las restricciones impuestas por la pandemia de la Covid-19, pero ese no fue el caso de la capital de Norte de Santander.


Aunque no se ha cerrado este año 2022, la tendencia en Cúcuta apunta a que la tasa mantendrá esa estabilidad y que podría finalizar por debajo a la que hubo el año pasado cuando se ubicó en 19.9 casos por cada 100 mil habitantes.


Mayor presencia criminal


El informe “Comportamiento del delito extorsivo en las 10 principales ciudades del país”, fue dirigido Gustavo Niño Furnieles, director de Seguridad y Gestión Pública de Futuros Urbanos.


Niño recordó que la extorsión es un delito complejo que obedece de forma directa a la denuncia como medio de registro y eso hace que haya un subregistro que corresponde a las personas que ceden ante la presión de los autores y no ponen a las autoridades en conocimiento de estas amenazas.


Mencionó que “la llamada telefónica siempre ha sido la modalidad líder en materia extorsiva”. En segundo lugar está la amenaza directa, pero luego de la pandemia las redes sociales se posicionaron como un nuevo medio empleado por bandas criminales para enviar mensajes intimidatorios.


Llamadas extorsivas


El coronel Juan Carlos Ramírez, comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc), atribuyó el comportamiento de las estadísticas a los planes puestos en marcha la policía tanto en el área preventiva como en la judicialización de bandas criminales.


Confirmó que las extorsiones por medio de llamadas telefónicas siguen siendo la mayoría de los casos y que los comerciantes encabezan los grupos sociales más vulnerables en este delito .


En algunos casos, la autoría se la atribuyen presuntos miembros de grupos armados que hacen vida en el territorio, pero también hay un porcentaje que se hace a través de llamadas que salen de centros carcelarios.


Mencionó que otro mecanismo que emplean los delincuentes es el falso servicio, en el que los criminales valiéndose de información que obtienen de redes sociales, contactan a profesionales de diversas áreas y las contratan para que presten algún servicio a domicilio. Así con conducidas hacia zonas inhóspitas donde las amenazan bajo métodos extorsivos.


Ramírez explicó que además de la prevención, han trabajo en identificar y capturar a los responsables de estos hechos o practicar capturar en flagrancia cuando una denuncia oportuna a través del Grupo de Acción Unificada por la Libertad Personal (Gaula) de la Policía Nacional.


“Esto ha permitido que se mantengan esas cifras y no hayan aumentado a pesar de la cantidad de ser una zona de frontera y la cantidad de personas que llegan a Cúcuta procedentes de Venezuela”, agregó.

コメント


bottom of page